Teclea para buscar

Artículos Crece

La inteligencia ¿Quién es más inteligente?

DM Ene 15

Quisiera empezar narrando dos historias totalmente ficticias…

Juan es un niño de 12 años que sabe leer y escribir a la perfección desde los 6 años, es muy bueno en las matemáticas y se pasa el día en el ordenador aprendiendo todo lo que puede o jugando en algunas ocasiones. Es tímido y prefiere leer o hacer los deberes antes que salir a jugar con sus amigos, tiene una gran memoria y te puede hablar de casi todo. Aprende muy rápido y entiende las cosas muy fácilmente; por eso se aburre en el colegio y prefiere aprender más cosas él sólo en casa. Es un crack en el ajedrez o en cualquier juego de conocimiento y habilidad mental, su Cociente Intelectual supera los 120 y mucha gente le considera un genio.


Lucas por el contrario es un niño abierto, extrovertido y muy sociable. Se lleva bien con casi todo el mundo, le encanta hablar y sabe cómo hacerlo a la perfección. La mayoría de las veces acaba encontrando las palabras apropiadas para que los demás hagan lo que él quiere: siempre se sale con la suya. Se pasa el día corriendo y jugando y a pesar de tener ya 12 años
no sabe leer, ni escribir, ni siquiera sabe las matemáticas básicas. Aprende muy rápido, tanto de los demás, como de sus propios errores. Es muy observador y saca conclusiones acertadas de casi todo, lo que le sirve mucho tanto en la interacción social como para conseguir alimento. A Lucas le encanta ir al bosque con sus amigos a recoger frutos (encuentra siempre
los más ricos y los recolecta en el momento adecuado). Le encanta poner trampas y pescar (se conoce toda la fauna y flora del lugar). El sólo alimenta a casi toda su familia (que es muy grande) y además reparte con el pueblo todo lo que puede conseguir, por eso le quieren tanto y le ayudan siempre que pueden, a él y a su familia.

Antes de explicar qué es la inteligencia… ¿Quién crees tú que es más inteligente de los dos chicos? ¿y si te dijera que Juan y Lucas pertenecen a contextos totalmente distintos? Juan de tu era, totalmente moderna, digital y escolarizado, y Lucas no. Lucas puede pertenecer tal vez a un tiempo en que no hubiera escuelas o ser de un lugar a donde todavía no han llegado.
¿Por eso va a ser Lucas menos inteligente que Juan o simplemente no tiene los mismos conocimientos?


¿Qué es la inteligencia? Difícil pregunta de contestar, hasta para quien la estudia y “supuestamente” la mide… una respuesta fácil es esta: Inteligencia es lo que miden los test de inteligencia, el famoso Cociente Intelectual (C.I.). El test más conocido y utilizado es la Escala Wechsler, en el que la inteligencia media tendría un valor de 100. Si es superior a 115 o 120 se consideraría superdotado y si es inferior a 85 sería un indicador de necesidades especiales. He puesto “supuestamente” porque ya en 1os 90 se dudó de su eficacia para poder medir la inteligencia, partiendo del hecho de que también desde el principio se ha dudado del correcto significado y capacidades relacionadas con la inteligencia. Spearman fue el primer psicólogo que en 1904 trató de explicarla con su teoría bifactorial
(un factor G general y unos factores S específicos). Y en 1912 Stern fue el que acuñó el término CI para poder cuantificar los resultados de los test ya existentes en capacidades intelectuales. Actualmente se ha encontrado que el Factor G o de las capacidades cognitivas es hereditario y depende fundamentalmente de los genes.


Una investigación realizada por la Universidad Wéstern de Canadá y el Museo de Ciencia de Londres ha concluido que las pruebas de CI tienen fallas fundamentales, porque no toman en cuenta la compleja naturaleza del intelecto humano, con todos sus distintos componentes. A través de escáneres de imágenes de resonancia magnética funcional pudieron
observar las diferentes capacidades cognitivas, viendo que hay varios circuitos diferentes que contribuyen a la inteligencia, cada uno con su propia capacidad única. Así que la idea de que hay una sola medida de inteligencia tiene que ser completamente errónea.


Volviendo a nuestras historias, está claro que no podemos valernos del CI para responder a la pregunta de quién es más inteligente. El CI puede ayudarnos a detectar trastornos o proveer resultados escolares, pero no creo que en ningún caso pueda determinar la inteligencia. Algunos ya habréis oído hablar de la teoría de las inteligencias múltiples de Gadner o de la Inteligencia Emocional de Goleman, varios autores han intentando completar la medición de la inteligencia, sobre todo ante la incapacidad del CI de medir el éxito o la felicidad en la vida. Pero siguen sin expresar en su totalidad el complejo mundo intelectual del ser humano.


Está claro que hay niños que son mejores en habilidades físicas y que otros lo son más en la adquisición de conocimientos, pero por mi parte opino que es imposible separar capacidades de actitudes, de personalidades, de contextos vitales… y que también un niño bueno en gimnasia puede ser muy bueno en mates o en historia, que la niña que dibuja bien en clase puede ser una crack de la ingeniería informática y una larga lista de ejemplos en los que etiquetar y numerar no es la mejor opción.

Conocimiento no es lo mismo que inteligencia. Si me dieran a elegir, me quedaría con el concepto que tiene Darwin de Inteligencia como la habilidad para adaptarse al medio. Creo que todos estaremos de acuerdo en afirmar que una persona demuestra su inteligencia cuando es capaz de adaptarse a las diferentes situaciones de una forma rápida y eficaz, con lo cual en las historias los dos chicos podrían ser igualmente inteligentes (aunque por lo dicho, preferiría ni etiquetar ni comparar).


Para acabar, aunque no estoy de acuerdo con esta frase del gran Pedagogo Francisco Giner de los Ríos me gustaría ponerla para la reflexión: “Todos los niños son inteligentes hasta que entre los maestros y los padres se encargan de embrutecerlos”. Ahí lo dejo.

Suca Baldor. Psicóloga

https://ahoratigo.com/